MICROENSEÑANZA

Uno de los retos más apremiantes del sistema educativo para asegurar su calidad, es la necesidad de mejorar permanentemente los procesos y técnicas de instrucción que intervienen en la práctica docente. Cualquier esfuerzo de mejoramiento de las instituciones de educación, debe considerar los métodos y principios del aprendizaje y la enseñanza del proceso de formación. 

La microenseñanza es un procedimiento de entrenamiento altamente efectivo, cuyo propósito es simplificar la complejidad del proceso normal de la enseñanza. En la práctica de esta metodología, la persona que se adiestra se involucra en una situación reducida, por lo que, el tamaño del grupo, el tiempo y la lección de la clase se simplifican para facilitar la práctica y dominio de las capacidades específicas  de la exposición de los temas, la dirección de las discusiones e interrogatorios; así como, el ejercicio y dominio de estrategias como: la flexibilidad, uso alternativo de la curricular, materiales de instrucción, el manejo y control grupal, entre otros.

El análisis y la re-alimentación del participante inmediatamente después de haber impartido la micro-lección es de vital importancia para la mejora continua del proceso de instrucción, ya que los docentes reestructuran la estrategia, fortalecen el proceso con las áreas de oportunidad identificadas y vuelven a impartirla micro-lección hasta dominar el proceso.